La Ruta de los Borja integrada en el eje de Gandia-Xátiva, pretende dar a conocer la historia y la riqueza patrimonial de este territorio, a través de itinerarios que presentan los atractivos culturales e históricos del rico legado de Los Borja.

Seleccionando los vestigios y el legado de Los Borja, hemos desarrollado una Ruta con sabor a Historia. La misma nos permite trasladarnos a otra época, y percibir en el ambiente el poder una dinastía valenciana que llegó a dirigir parte del mundo.
Los paseos en los patios palaciegos, la visita a los entornos monumentales, configuran una ruta con sabor a medievo, una ruta con encanto.
Palacios, Iglesias, edificios civiles, torres…. una ruta con historia, una ruta hecha para evocar el pasado.
La Ruta de los Borja Mapa

La Ruta de los Borja Mapa

La Ruta de los Borja es el itinerario turístico-cultural que nos aproxima a los orígenes y la historia de la familia valenciana más internacional: “Els Borja”, los Borgia.

¿Quienes fueron los Borja? Una familia de orígen valenciano, de la que en 50 años dos de sus miembros se proclamaron Papas, cuyos descendientes entroncaron con las familias más nobles, conquistaron una parte de Italia, e inspiraron gran cantidad de biografías, novelas y películas.

Una historia asombrosa que descubriremos visitando los lugares de orígen y paso de los Borja: Canals, Xàtiva, Simat de la Valldigna, Gandia y Valencia.

En Canals, donde nació Calixto III, es de obligada visita la casa natal y su torre, único resto visible del antiguo palacio familiar de los Borja. Se trata de una torre fortificada de planta cuadrada realizada con mampostería y ladrillo, consta de varias alturas y sótanos, con terraza almenada, la torre fue rehabilitada en 1995, demoliendo las casa adosadas y recuperando su altura original, muy cerca se encuentra el oratorio de los Borja o Ermita de la Santa Cruz, donde podremos admirar un interesante retablo de los siglos XV y XVI, así como la iglesia parroquial.
En Xàtiva caminaremos por sus calles medievales encontrándonos con multitud de fuentes que desde tiempos islámicos resuenan en sus plazas. La Seu-Colegiata y el antiguo Hospital Medieval, el museo del Almodí o la casa natal de Alejandro VI son visitas muy recomendables.

En su castillo entraremos a la prisión donde estuvo el Conde d’Urgell, candidato a rey de la corona de Aragón y que perdió sus opciones de serlo en el Compromiso de Caspe de 1412.

Pero no podemos dejar Xàtiva sin probar los dulces típicos de la época islámica como el famoso arnadí, hecho de calabaza cocida al horno con azúcar, canela, almendra y piñones, o el mundialmente famoso arroz al horno.

Monasterio de Simat de la Valldigna, de estilo cisterciense, fundado por Jaime II en el año 1298, de este monasterio fue abad Rodrigo de Borja (futuro Papa Alejandro VI) y durante su estancia se construyó una de las estancias mejor conservadas actualmente, la Sala Capitular siendo finalizadas sus obras siendo abad su hijo Cesar Borja. Habitado hasta la desamortización de Mendizábal trajo consigo desde ese momento un notable deterioro y expolio de sus dependencias, no siendo posible su rehabilitación hasta la adquisición del mismo en 1991 por la Generalitat Valenciana. Actualmente y tras un proceso de restauración y consolidación, puede visitarse la iglesia, jardines aledaños y algunas dependencias del Monasterio.

Gandia. El Ducado que Rodrigo de Borja compró al rey Fernando el Católico en 1485. Su huella permanece en las calles y edificios del Centro Histórico: La Seu, el Antiguo Hospital o la Universidad que fundó San Francisco de Borja, para acabar visitando el Palacio Ducal, uno de los más importantes edificios de arquitectura civil valenciana.

No olvidaremos que Gandia fue cuna de poetas insignes e internacionales: Ausiàs March, Joanot Martorell o Roig de Corella. Visitaremos el cercano monasterio de Sant Jeroni de Cotalba en la población de Alfauir, en cuya biblioteca recibió formación Ausiàs March.

Antes de regresar comeremos el plato estrella de Gandia, la Fideuà, inventado en esta población de forma casual, cuando unos pescadores no tenían arroz para hacer la paella y cambiaron este ingrediente por fideos.

Valencia, fue la ciudad desde donde los Borja partieron hacia Italia para convertirse en una de las familias más poderosas del siglo XV. Conserva el palacio familiar, donde hoy tiene su sede las Cortes Valencianas. En la Catedral admiraremos los magníficos frescos que Rodrigo de Borja (futuro Papa Alejandro VI) encargó al artista italiano Paolo Da San Leocadi, pintor que introdujo el estilo renacentista en la Península.
Aprovecharemos para visitar l’Albufera, uno de los parques naturales más singulares de la C.Valenciana. Sus paisajes y su gastronomía nos hará recordar las descripciones de Blasco Ibáñez; las barracas, el all i pebre, sus arroces y un inolvidable pase en barca por sus aguas.

Ayúdenos a mejorar nuestra traducción de su idioma

Puedes cambiar cualquier texto haciendo click (presiona Enter después de hacer el cambio)